act-COR activador de óxido

El activador de oxido act-COR es capaz de conseguir la oxidación de superficies metálicas como el acero o el acero CORTEN en un tiempo récord, garantizando los mejores resultados de forma controlada y con un óptimo rendimiento. Se trata de un producto seguro, compuesto de derivados óxidos con base acuosa, que realiza una oxidación en la parte más superficial del acero, pudiéndose usar en chapas de menor espesor con valores de hasta 0,8 mm. sin que se vea afectada estructuralmente. Antes de aplicar el producto, si se trata de corten laminado en frío, es necesario limpiar la superficie. En caso de tratarse de corten laminado en caliente se debe eliminar previamente la capa de CALAMINA.

La oxidación se consigue aplicando dos o tres capas del producto a intervalos de 90 minutos de tiempo de secado. Es posible conseguir distintas tonalidades de oxidación (clara, oscura, uniforme, desigual, etc.). Esto va a depender de factores como la humedad, temperatura, exposición al sol, etc. y según los diversos procedimientos de aplicación del mismo.

act-COR existe también en formato gel con propiedades óptimas para aplicaciones en lugares de difícil acceso, superficies verticales, etc. Pero además con act-COR gel se consigue un mayor “modelado” de la oxidación.

MUY IMPORTANTE: Si la CALAMINA no se elimina totalmente, el proceso de oxidación no es controlable y por supuesto, cualquier tratamiento aplicado sobre la del acero se agrietará o sufrirá velados (osmosis), transcurrido un tiempo que dependerá de las condiciones ambientales a las que esté expuesto.

Lea atentamente la Ficha Técnica y Ficha de seguridad del producto para su correcto uso, tanto por su técnica de aplicación para obtener los resultados deseados, como para atender a las normas de seguridad y protección del medio ambiente.

PREGUNTAS FREQUENTES

Si, además este producto debido a su versatilidad permite oxidaciones forzadas muy originales, por otra parte muy difíciles de conseguir de forma libre.

Si, al igual que muchos productos su eficacia y rendimiento se ven afectados con la temperatura ambiente. A menor temperatura la velocidad de oxidación se reduce y por ejemplo, con una temperatura ambiente alta aumenta la evaporación, disminuyendo de este modo el rendimiento del producto.

Muy difícil ya que casi no penetra la CALAMINA y se gasta muchísimo producto. Pero lo más destacable es que dejando la CALAMINA la evolución de la capa oxidada es impredecible y puede, en un futuro, ir desprendiendo áreas, tener arrastre considerable de óxido, etc. Por otro lado es perfectamente válido si se pretende un aspecto más “basto” o “atacado”.

Normalmente con 2 capas es suficiente, aunque para realizar determinados trabajos o dependiendo en qué condiciones estemos trabajando, podemos necesitar alguna más.

El producto activador, el sol, la temperatura, la humedad y la salinidad.

No, nunca, se quema y se queda negra la superficie.

Es muy difícil poder dar una respuesta, ya que habría que realizar múltiples pruebas entre los diferentes productos y éstas pruebas están hechas entre los productos de nuestra línea de tratamiento. Es por ello que lo desaconsejamos

Si, pero se requiere hacer pruebas en algún trozo de chapa previamente. Si somos un profesional, es recomendable recibir un curso de formación, con el que no solo conoceremos las diferentes técnicas, si no que se conseguirá una mayor rentabilidad y eficiencia en los trabajos con corten.

No, ya que cambian sus propiedades, dando otros resultados diferentes a los deseados o descritos por el fabricante.

Si, lo único que tenemos que saber es que el hierro no tiene las mismas propiedades que el acero corten (son aleaciones muy diferentes), y sobre todo para exteriores tendrá una evolución diferente. También dependerá del espesor.